Google

miércoles, 18 de julio de 2007

...un poema

.
Te quiero.
Como el día en que te vi
Como el día en que te besé
Como cada día que muero por dentro cuando te vas.
Y simplemente te quiero.
Quiero pasar el día contigo,
reír de tonterías y estupideces
reír hasta perder el sentido.
Entenderte como amigo,
comprenderte como compañera,
sentirte como amante.
En la noche quiero oir tus ronquidos
y en la mañana tus bostezos.
Te quiero por lo que no eres.
Te quiero por lo que eres.
Te quiero por las noches en vela.
Te quiero por las noches durmiendo.
Sólo te brindo el cielo,
el que te prometí un día de agosto,
el que te hice sentir una noche de septiembre.
Biografía de un siete se julio del 2007 que te prometí,
que sería eterno a tu lado.
Juntos acurrucados en nuestra cama,
sintiendo que nuestros proyectos eran…nuestros.
Que la ilusión en dos es la suma de una más otra.
Nuestra unión es la relación de dos individualidades,
que se han formado como colectivo,
pero siguen sin perder su esencia.
Te quiero porque, sin duda, eres el amor de mi vida.
El que me entiende, el que me reprende.
El que hace que todo sea negro oscuro o blanco inmaculado.
Y, sin embargo, te odio.
Por todos esos momentos en que creo que muero a tu lado,
que creo que el mundo puede pararse,
siempre a tu lado.
Te quiero porque eres maravilloso.
Porque el cielo es más azul.
Porque me haces sentir que el vacío es muy negro.
Porque el mar en tus ojos se refleja con oleaje de un guerrero.
Batallas incalculables hemos librado,
más allá de Páramos de Poniente.
En las alforjas de nuestro caballo y gato se encuentra el respeto,
el cariño,
y la comprensión.
Quiero ser tu hombro,
tu mano,
tu confesionario.
Quiero oir tu voz en la noche y su respuesta en la mañana.
Quiero acariciarte,
saber que estás a mi lado.
Hacerte comprender mi espacio, el tuyo, el nuestro.
Sentir tu silueta frente al ordenador,
ese compañero ciego y sordo que ha sido testigo de nuestros acercamientos.
Sentir tu perro, como el mío.
¡Menuda estupidez!
Sentir todo lo tuyo mío y todo lo mío tuyo.
Enredarme en tus palabras, sin entenderlas, para que tú me las expliques.
Que te molestes por mi sinceridad,
por mi apariencia testadura y fría,
por mi talante desordenado.
Te quiero porque me haces sentir como una reina de un reino olvidado,
y porque en mi pesimista corazón has encendido una luz de esperanza.
Hoy, quizás, te quiero más que nunca.
¿Qué es el amor? Quien sabe…
cada uno tiene su propia definición.
Yo sé que te quiero.
Porque me haces cosquillas,
cuando sabes que lo odio.
Porque tú me apoyas en las críticas,
y en las tuyas yo soy tu aliento.
Mi corazón, medio romántico y pesimista,
siempre te querrá,
porque siempre te he querido…

.
...esto si es arquitectura...
.
(recogido en analizarte, escrito por Kore, blog increible para disfrutar y echar un rato entretenido y muy divertido...)
.
...yo te lo dedico a ti, ya sabes, por tu melancolía existencial, por tus risas y tus lloros, porque te vas pero volverás...
.

No hay comentarios: