Google

sábado, 29 de septiembre de 2007

...vamos a hacer historia...

.
...bueno, yo ya estoy contando las horas...
...la carrera de mañana en Stuttgart puede convertir a Oscar Freire - torrelaveguense del barrio Covadonga - en el mejor ciclista de todos los tiempos, al haber ganado cuatro mundiales de ciclismo en carretera, gesta hasta ahora que sólo él puede hacer realidad...
...tras ausentarse durante los dos últimos mundiales [Madrid (05) y Salzburgo (06)] por causa de un inoportuno forúnculo, el del Barrio Covadonga está ante la primera de sus posibilidades para lograr un éxito sin precedentes en la historia del ciclismo...
.
...desde aquí nos sumamos ya a la celebración recordando - en palabras del propio Oscar - los tres mundiales conseguidos y las espectativas para éste...
.
Verona, 10 de octubre de 1999: 'Mi mejor carrera'
.
...ese día, Freire se encontraba en el ranking de la UCI en el puesto 388º. Había sido plata, dos años antes en el Mundial de San Sebastián, en categoría sub'23, "pero era un desconocido, y me aproveché de eso". Lo hizo a falta de 700 metros, una docena de ilustres junto a él, Vandenbroucke, Konyshev, Casagrande, Ullrich... "Fue la mejor carrera de mi vida, la que cambió todo el destino. Estar en aquel grupo ya era un triunfo, pero sabía que podía ganar y no me conformaba con ser segundo", recuerda hoy, ocho años más tarde, con la tranquilidad de la vida resuelta. No lo estaba entonces, sin equipo para el año siguiente, muchas dudas después de un curso con apenas 12 días de competición previos al Mundial, la rodilla en el quirófano y la espalda machacada.
Freire fue a Verona porque "entonces nadie daba importancia al Mundial. De hecho, estuvimos los días previos casi de turismo, viendo lo de Romeo y Julieta". Con 23 años, se encontró en el último kilómetro. "Había muchos ataques y arranqué en un momento de dudas, porque quien saliera a por mí no ganaría, y todos pensaron: ¿y éste quién es? Miré atrás, y al ver que no me seguían tiré". Y llegó, convirtiendose así en campeón del mundo por primera vez...

.
Lisboa, 14 de octubre de 2001: 'Mi peor estado de forma'
.
...Si se habla de Freire en la concentración de España, se puede oír: "Se transforma". "Es especial". "Tiene instinto", y un montón de cosas más. Él, con las manos en los bolsillos, se quita mucha de esa importancia. Recuerda Lisboa por el ambiente frío, algo pobre, en los días previos al Mundial. No es Portugal un país con mucha tradición sobre dos ruedas, y además no se sentía bien. "Es el día que en peor forma llegaba", reconoce, y detalla el sufrimiento encima de la bicicleta, no del día previo, cuando se perdió entrenando y tuvo que volver en taxi con el único argumento para el conductor de encontrar un hotel "blanco".
Sufrió en la carrera, en la última vuelta lo indecible, llegó a pensar que no podría estar en esa última recta, donde se quedó encerrado detrás de Zabel, no había hueco, o sí, sí lo había, y lo encontró, a su derecha, a falta de 200 metros: "Tuve suerte con la colocación, con el desarrollo del 'sprint', y me sirvió para aprender que no siempre gana el que mejor llega. La gente se ha acostumbado rápido y mal a que yo gane, y parece fácil, pero no lo es, influyen muchos factores en eso".

.
Verona, 13 de octubre de 2004: 'Descargué toda la presión'
.
...de nuevo en Verona, lugar mágico para el campeón, apenas a dos horas en coche desde Coldreio, Suiza, donde vive y donde entrena la mayor parte del año, si bien su otra morada existe en La Veguilla, un pueblo de Cantabria. "Me favoreció", retorna a 2004, a Verona, "que Bettini se retirara porque, mientras reparaba un pinchazo, la puerta del coche de asistencia le dio un golpe", anuncia, y se ve de nuevo en la Plaza Bra, otra vez con el maillot multicolor, prenda revalorizada cada año, en cada equipo, primero el Seguros Vitalicio, donde empezó de la mano de Javier Mínguez, y después el Mapei, y ahora el Rabobank.
...de regreso a Verona, visualiza la última subida a Torricelle, el repecho del recorrido, y a él mismo saliendo a por Basso, ese empuje que lo dejó a él y a Valverde en un grupo de seis, junto a Cunego, O'Grady, Boogerd y el propio Basso. "El recorrido era más duro, más corto, pero con menos tiempo de recuperación. Había llegado muy bien y en la carrera me encontraba perfecto, sabía que no podía dejar escapar aquella opción y me presioné mucho. Cuando crucé la meta, descargué toda esa presión", dice. Lo hizo después de aprovechar un espectacular lanzamiento de Alejandro Valverde a 300 metros del final.
"En todas las citas, pero en aquella especialmente, hay que darle a la selección un 10 porque me ayudaron mucho. Claro que yo también he respondido". Ya estaba. En el mismo lugar que Alfredo Binda, Rik Van Steenbergen y Eddy Merckx. Parece no concederle importancia, pero es más una postura que una verdad. Sigue disfrutando, eso sí, de detalles tan pequeños como los 64 kilos de queso parmesano que le regalaron aquel día -el equivalente a su peso-, olvidados ya los 120 euros de multa que la UCI impuso al campeón del mundo por orinar en un sitio a la vista de los espectadores.

.
Stuttgart, septiembre de 2007: "Todo depende de mí"
.
...es aquí, en Alemania, donde se encuentra ante la primera opción. "Es la primera oportunidad que tengo de hacer historia, pero espero que haya más", concede, y reconoce que llega bien, con un año relativamente tranquilo, lejos ya los dolores del forúnculo que le hicieron abandonar un poco antes de lo previsto la Vuelta a España, vencedor allí de tres etapas, estupenda credencial para lo del domingo...

.
...te dejo unas imágenes para el recuerdo...
.


.
...cuatro instantáneas de los mundiales de Verona (99), Lisboa (01), Verona (04) y Sttutgart (07), éste último durante el entrenamiento de esta mañana...
.
...vamos Oscar, estamos contigo..., haznos vibrar...
.
.
[...gracias a EDUARDO J. CASTELAO (enviado especial de elmundo a Stuttgart) por hacernos recordar los tres mundiales anteriores del torrelaveguense...]
.
[...puedes ver el diario de Oscar Freire en los mundiales en eldiariomontañés.es, pinchando aquí...]
.

No hay comentarios: