Google

domingo, 16 de diciembre de 2007

Oscar Niemeyer cumple... 100 años

.
...Oscar Niemeyer cumplió, ayer sábado 15 de diciembre, 100 años de vida en plena actividad creativa. Pese a las dificultades físicas propias de la edad, el "genio" brasileño mantiene firme la pasión por las líneas depuradas y sinuosas que dieron fama a su obra...
.
..."mi preocupación siempre es hacer una cosa diferente, que provoque sorpresa", reconoce el arquitecto, premiado con el Pritzker y el Príncipe de Asturias de las Artes a finales de los 80...
.
...a Niemeyer, comunista de toda la vida, le obsesiona la necesidad de reflejar "el progreso de la técnica". "Doy un ejemplo: si fueran a Brasilia, pueden gustarles o no los palacios, pero no podrán decir que vieron antes algo parecido. Pudieron ver algo mejor, pero no parecido", señaló ayer mismo el ya centenario arquitecto...
.

.

.
...algunas imágenes actuales del ya centenario arquitecto brasileño, en su estudio, rodeado de dibujos, pilar fundamental - según él mismo - de toda arquitectura...
.

...siempre rodeado de bocetos, dibujos, lápices y papeles, muchísimos papeles, Niemeyer considera el dibujo una habilidad esencial para un arquitecto, más allá de las técnicas informáticas, y todos sus proyectos se conciben de tal manera, sobre el caballete, con sus característicos trazos sinuosos...
...libertad, sensualidad y una brutal facilidad marcan la obra del último arquitecto moderno, el último heterodoxo, el último resistente a la inmensa y tristísima nube de plomo llamada corrección...
.
...en los años setenta, llenos de dogmatismo pedagógico, Niemeyer (Río de Janeiro, 15 de diciembre de 1907) era una presencia incómoda en los ámbitos universitarios europeos, una contradicción flagrante con el pensamiento racionalista entonces triunfante, alguien que cumplía a la perfección con el requisito de un intachable izquierdismo pero a la vez imagen viva de la más absoluta frivolidad y, además, frivolidad orgánica y modernista -cuando era la modernidad el objetivo a abatir precisamente y el organicismo se interpretaba como un reblandecimiento burgués del modernismo-.
.
...te dejo, como homenaje, algunas imágenes de las obras más representativas de su extensa producción, para que puedas apreciar el inmenso poder evocador de sus edificios, auténticos "manuales" románticos de arquitectura...
.


.
...casa das canoas
.

.
...teatro popular de niteroi
.

.
...museo de arte contemporáneo de niteroi
.

.
...catedral de brasilia

.


.
...palacio de las artes de sao paulo
.

.
...conjunto copan en sao paulo
.

.
...centro cultural niemeyer de avilés
.

...queda aparte la revelación que visitar su obra sigue suponiendo para tantos como han ido teniendo la oportunidad de hacerlo: una revelación instantánea, casi insultante. Imposible olvidar la indignación de ver cómo a Niemeyer y sólo a Niemeyer los edificios se le sostenían sin pilares, las rampas volaban ligeras y aéreas como nunca se han visto en otros arquitectos, los detalles desaparecían hasta hacerte pensar que son innecesarios
(todo; barandillas, rodapiés, puertas, carpinterías, prácticamente todo, simplemente ha dejado de existir en sus edificios de una forma asombrosa).
.

...y por último está la facilidad. Por si no se había notado hasta aquí, lo verdaderamente irritante para otro arquitecto de la obra de Niemeyer es la brutal facilidad que se ve en todas sus obras. Especialmente ahora que -subsumidos entre códigos, normas, ordenanzas (locales, autonómicas, nacionales y europeas), project managers, compañías aseguradoras, decoradores, competencias ministeriales, intrusismo multidisciplinar, visados colegiales y competencias desleales de diversas profesiones hambrientas por arañar el supuesto pastel del diseño- lo de la facilidad parece un sueño. De forma que la idea de hacer unos rasgos, un garabato, en una servilleta -por supuesto un garabato, con curvas que remiten sin mediación al mito del libertinaje sexual tropical- y conseguir a los pocos meses que esa servilleta se llame Museo, Biblioteca, Plaza o Palacio y esté de inmediato en la memoria colectiva de un pueblo y construya, además, su identidad para todos los foráneos es algo que hace rechinar los dientes de todos los arquitectos...
...bendita libertad, bendita facilidad, bendita sensualidad...
.

...larga vida al último arquitecto moderno, al último heterodoxo, al último resistente a la inmensa y tristísima nube de plomo llamada corrección...
.
[...excelente artículo el publicado por Iñaki Ábalos en Babelia, ayer sábado, titulado "Los garabatos de Niemeyer", centrado en su capacidad para el dibujo y su facilidad pasmosa pra resolver los problemas arquitectónicos con su etiqueta habitual... (desde aquí)]
.
[...puedes también acceder a la obra de Oscar Niemeyer a través de la página web del prestigioso fotógrafo brasileño Nelson Kon, del que ya habíamos hablado con anterioridad en ceroarquitectura (desde aquí)]
.

No hay comentarios: