Google

jueves, 22 de mayo de 2008

¡¡¡MANOS ARRIBA!!!

.

.

La prestigiosa joyería 'Presmanes', situada en la calle Calvo Sotelo -en el centro de Santander- fue atracada, este pasado martes 20 de mayo, a mano armada, por dos individuos que se dieron a la fuga...
.
Presmanes fue fundada en el año 1834, siendo desde entonces la joyería más antigua de España, y tiene dieciocho empleados. Hasta esta semana, nunca antes había sido atracada…
.
…no eran aún las seis de la tarde cuando dos hombres, enmascarados, asaltaron el establecimiento, encañonaron a la vigilante de seguridad y rociaron con un spray con gas a las empleadas, para sustraer, todo en menos de un minuto, un botín que aún no ha trascendido y que todavía no ha sido cuantificado, aunque el puñado de piezas sustraidas eran parte de las más caras que la joyería exponía en sus vitrinas interiores…
.
El presidente de la Agrupación de Joyeros de Cantabria manifestó ayer «en nombre de los profesionales del sector, la total repulsa» por el atraco. «Acontecimientos como éste nos vuelven a hacer reflexionar sobre el constante peligro en que nos encontramos los profesionales de este gremio».
.
Según la asociación gremial de joyeros, “¡…en Madrid es atracada una joyería cada tres días…!”
.
...este escalofriante dato es la base de la colaboración entre la artista madrileña Eva Montoro y la Joyería Gandolfi, donde, desde principios de este año, se puede ver el grupo escultórico “Atraco en Gandolfi”: una interpretación sublimada y llevada a los parámetros visuales del thriller y la acción de lo que sería un robo, sin obviar el dramatismo real de tan sangrante hecho cotidiano.
...“Atraco en Gandolfi” presenta cuatro esculturas a escala humana que escenifican un atraco real, con su carga de violencia y brutalidad, pero sin escatimar una ambivalente visión mítica del robo a mano armada, al modo espectacular del cine negro de Hollywood o el cómic clásico policíaco. De hecho, la artista reconoce haber trabajado sobre la base de dos referentes a priori contradictorios, pero que en sus esculturas se revelan perfectamente lógicos y hasta necesarios para alcanzar su objetivo estético: el naturalismo exacerbado del australiano afincado en Londres Ron Mueck y la ultraviolenta idealización del catalán Jordi Bernet en su mítico cómic “Torpedo”.
.

.
...algunas de las sugerentes imágenes de 'nuestra visita' a Gandolfi...
.
...“Atraco” presenta a un brutal atracador apuntando con su arma al dependiente de la joyería; a su compinche huyendo con el producto de su robo (una única pieza, lo que entronca con la tradición del “robo perfecto” o “robo por encargo” tantas veces utilizada por la ficción), una clienta muerta por un disparo (con una apariencia cercana a las vamp girls de las novelas pulp criminales) y a un anciano con su perro que, desde la calle, observa asombrado e impotente toda la acción...
Se trata de un conjunto con una fuerza impactante y una posición ambigua frente al hecho narrado, entre la denuncia y la mitificación, realizada con la voluntad de no frivolizar sobre un hecho tan dramático, pero sí dotarlo de una carga estética provocadora.
...Gandolfi, en el corazón del barrio de Malasaña, no es una joyería al uso. Está decorada con sillones retro, una nevera de refrescos antigua y un surtidor clásico de gasolina. Todo muy moderno. Y aunque hay varias cámaras de vídeo instaladas, no hay cristales blindados ni ostentosas medidas de seguridad. Quizá porque sólo se vende plata y complementos fabricados con resina de poliéster. Quizá porque nunca han sufrido ningún atraco...
.

.
"No es un chiste ni una provocación", explica el responsable de la curiosa exposición en nombre de la artista madrileña, que no quiere hacer más declaraciones... "Se trata de denunciar de una forma distinta la brutalidad a la que se enfrentan los joyeros en los atracos".
.

.
...los curiosos se acercan poco a poco a la joyería Gandolfi. María Jesús Yánez, de 49 años, vive dos calles más arriba, acaba de comprar el pan y cuando mira por el escaparate parece imitar la expresión de terror de la escultura del anciano. "Es una buena idea si sirve para concienciar del problema de los joyeros", explica. "Estar en medio de un atraco tiene que ser una sensación terrible. No sabría qué hacer ni dónde esconderme", asegura.
Si uno se sitúa en el centro del grupo escultórico puede sentir la adrenalina. "No, no", exclama María Jesús, "son unas esculturas muy buenas, pero prefiero verlas desde aquí. Son tan realistas que me da un poco de miedo verlas de cerca".
.
La puesta en obra podrá ser visitada en horario comercial en las instalaciones de la joyería, en San Andrés, 28, en el céntrico barrio de Malasaña en Madrid.
.
[...además, puedes ver la extensa obra de Eva Montoro en su página web, desde aquí...]
.

No hay comentarios: